Hemos jugado 2 horas a Concord, el nuevo exclusivo de PlayStation que recuerda a Guardianes de la Galaxia y quiere conquistar al fan de la acción

Fue presentado en un momento crucial para la marca PlayStation por la «histeria» que se había generado en torno a la compra de Activision a manos de Xbox y la posibilidad de perder Call of Duty hace casi un año. Por eso, anunciar un shooter espacial de carácter multijugador era importante para la compañía japonesa. Lo hicieron sin dar apenas detalles; tanto que no fue hasta el más reciente State of Play que tuvimos un primer vistazo de Concord, confirmando el tipo de juego que nos espera. Un hero shooter al estilo de Overwatch o Valorant que inevitablemente recuerda a Guardianes de la Galaxia por el tono y estética de sus protagonistas, y que llega además apadrinado por un estudio formado por veteranos de la industria que han trabajado en juegos de la saga Call of Duty.

Con estos ingredientes y la presión de ser uno de los grandes lanzamientos de Sony para PS5 y PC en lo que resta de año, hemos tenido la oportunidad de jugar durante dos horas a Concord, y a continuación te contamos con todo lujo de detalles lo que puedes esperar de este shooter desarrollado por Firewalk Studios.

Un nuevo rival para Valorant y Overwatch

Concord propone un viaje galáctico que parece salido de los propios Guardianes de la Galaxia de Marvel. En este, los jugadores forman parte de la tripulación de la Northstar, la cual encarna perfectamente la esencia de personajes como Starlord, Gamora, Groot o Rocket, pero sin serlo. Pudiendo elegir entre 16 personajes jugables, el hecho de ser mercenarios será el detonante para entrar en batallas entre equipos de 5 vs 5. Porque sí, estamos ante un hero shooter con todas las de la ley.

Sin embargo, antes de entrar en los combates, personajes, y distintos modos de juego, me gustaría hacer una pequeña alusión a la galaxia Concord. Firewalk Studios parece haber puesto mucho empeño en crear todo un mundo elaborado alrededor del sistema de juego, por lo que hay una parte del juego dedicada a entender su universo. Se podrán explorar (de una forma reducida y a través de un mapa general conocido como »guía galáctica») las diferentes zonas para obtener cierta información contextual. Tal y como comentaba Kimberly Kreines, Director of IP del estudio, «nada en Concord está puesto porque sí, sino que todo, hasta una pintada en una pared de un mapa, tiene un sentido narrativo».

«Nada en Concord está puesto porque sí, todo tiene un sentido narrativo», Kimberly Kreines.

Ese empeño por crear un universo consistente, se traduce también en un principio de historia lo suficientemente potente como para que el jugador se interese por ella. En mi caso, pude ver el inicio de un capítulo relacionado con Lennox, capitán de la nave, y quien recuerda mucho a Yondu de Guardianes de la Galaxia. En ese sentido, hay mucho humor en la propuesta, cierto tono gamberro que encaja muy bien, y mucho carisma en sus personajes. De hecho, el estudio ha confirmado que, semana tras semana, se desbloquearán nuevos capítulos cinemáticos centrados en los diferentes luchadores para explorar más en ellos, tal y como hacen otros juegos del género como Apex, temporada tras temporada.

Así, tras esta primera buena toma de contacto, llega el momento de entrar en materia propiamente dicha. Concord cuenta con seis modos de juego que van desde el típico de defender y atacar, conquistar un punto concreto, hacer extracciones, un modo denominado »Trophy Hunter», etc. Desde el primer momento tenemos los 16 personajes disponibles; el equipo ha dejado claro que los micropagos disponibles en el juego son, en todo caso, para temas de cosméticos.

Cada uno de estos personajes son totalmente diferentes, y cuentan con un diseño de lo más elaborado y original. Si bien hay seis roles distintos de personaje (tanque, apoyo, atacante…), en cuanto al diseño de estos, creo que ha habido un trabajo consciente de crear luchadores que no fueran copias de otros existentes. Yo no los he podido probar todos, pero sí algunos con los que me sentía más cómoda, comprobando que, a los mandos, cada uno funciona de una forma totalmente diferente. Y no solo hablo del arma principal, que puede ser desde un fusil de francotirador, una ballesta o hasta una aspiradora (en el caso de un robot), sino también de habilidades principales. Cada uno de ellos cuenta con poderes exclusivos (uno más rápido y otro cargado) que pueden variar en opciones y que van desde crear un muro de fuego, absorber a tus enemigos o curarse. Además, todos tienen pasivas de base que se pueden consultar antes de empezar la partida, y que abarcan habilidades como aumentar la movilidad cuando queda poca vida, recargar más rápido, etc.

Los protagonistas de Concord y qué modos de juego te esperan

No es sencillo controlar bien a los personajes, y no me refiero a los propios controles (los cuales se sienten cómodos en controlador). Hay luchadores más accesibles que otros, y estilos de juego más aptos para los más novatos en el género. El estudio ha hecho hincapié en que «todos los jugadores están invitados a jugar a Concord», y por ello ha incluído un Modo Práctica para que se pueda jugar de forma individual antes de lanzarse a la aventura. Yo, por ejemplo, tuve especial afinidad con la francotiradora, ya que el gunplay se siente satisfactorio. No sé si era porque en mi partida no había nadie especialmente bueno (sin desmerecer a nadie), pero había muchas opciones a la hora de explorar el entorno, seleccionar los caminos que se querían recorrer, hacer encerronas al otro equipo o incluso crear cierta sinergia con otros integrantes del grupo propio.

También pude controlar a una peleadora que disparaba algo similar a un plasma, que también funcionaba muy bien, pero a corta distancia. Hay otros como el robot que os he comentado, el propio Lennox que recuerda a un pistolero del oeste, o una especie de Drax (Guardianes de la Galaxia de nuevo), que va casi al descubierto y con pura fuerza bruta.

Dependiendo del modo, el juego puede ser más o menos exigente. Por ejemplo, en algunos de ellos, una vez que mueres, se acabó la partida. Esto puede ser algo duro para aquellos que no estén tan familiarizados con el estilo de juego, suponiendo también cierta barrera de entrada a dichos modos. Otros, sin embargo, te permitirán volver a elegir personaje, pudiendo cambiar incluso a los pocos segundos de haber muerto, y sin un límite de muertes. Es en estos momentos cuando entra en escena la función »crew builder», la cual permite configurar nuestro equipo personal en el orden deseado.

Si bien no he acabado de entender bien esta opción, ya que no he tenido ocasión de probarla (imagino que será por comodidad del jugador), lo que pretende es que este pueda tener la máxima personalización posible de sus personajes. Y hablando de personalización, esta está super presente en todo el juego a través de detalles como la posibilidad de cambiar partes del robot (en caso de manejarlo), los accesorios de las armas, las poses de victoria y derrota, etc.

Los micropagos disponibles en el juego son, en todo caso, para temas de cosméticos

La variedad que presenta Concord también se refuerza por la diversidad de sus 12 mapas. Yo solo he podido jugar tres, a cada cuál más llamativo, pero todos ellos se presentan bajo un apartado gráfico que no parece dar ni un fallo. A nivel visual, me quedo especialmente con uno que estaba lleno de una infección monstruosa, y que, por supuesto, tenía que ver con el lore del universo. También hay otros escenarios como la Mina de Huesos, el Palacio de Sal o las Ruinas Robóticas.

Las virtudes de su apartado gráfico también parecen estar presentes a la hora de los combates propiamente dichos. Estos no solo resultan espectaculares (y muchas veces breves), sino que también cuentan con pequeños detalles que pueden pasar desapercibidos, como son las animaciones a la hora de disparar, desenfundar o cambiar de arma. Por cierto, todos los personajes suelen llevar su arma principal, un pistola secundaria y un cuchillo. Por ejemplo, antes he dicho que Lennox era algo similar a un pistolero del Viejo Oeste, pues eso se traduce en su forma de manejar las armas, lo cual se ve desde una perspectiva en primera persona.

Una vez en el combate, estos se desempeñan como cualquier otro shooter a lo Valorant, Overwatch o Apex, pero con la particularidad de tener ciertos tiempos de acción. Según Jon Weisnewski, diseñador principal de personajes de Concord, «hay cierto componente de los juegos de peleas que he querido incluir. Por supuesto, Concord no es un juego de peleas, pero me refiero a tener que reaccionar a los movimientos de los enemigos y luego tener que contraatacar. También me he inspirado en juegos como League of Legends«.

En definitiva, Concord se siente como un juego, cuyos creadores saben lo que están haciendo. La experiencia ha sido divertida, así como la puesta en escena. Me quedo con algunas incógnitas latentes como qué tal funcionaría la conexión en un entorno distinto, cuánto tiempo habría que esperar para iniciar una partida o si finalmente se requerirá una cuenta de PlayStation Network para poder acceder al juego, tal y como saltó la alerta hace pocas semanas. Ahora tan solo falta ver la versión completa del juego, la cual ya os confirmamos que no sería free-to-play, y saber cuál será su acogida por parte del público tras su lanzamiento el 23 de agosto. ¿Seguirá los pasos de Helldivers 2?

En 3DJuegos | Qué es la teoría del iceberg y cómo ha hecho que algunos videojuegos como Dark Souls o Elden Ring atrapen a millones de personas

En 3DJuegos | Hay una misión de Hollow Knight que todavía no entiendo por qué FromSoftware no se la ha copiado para sus Souls

En 3DJuegos | Dark Souls nos tomó el pelo con uno de los objetos más inútiles del juego


La noticia

Hemos jugado 2 horas a Concord, el nuevo exclusivo de PlayStation que recuerda a Guardianes de la Galaxia y quiere conquistar al fan de la acción

fue publicada originalmente en

3DJuegos

por
Raquel Cervantes

.

This user hasn not filled out his biographical info.

No comments

Deja un comentario