Una historia de amor a 6.000 kilómetros de distancia ha hecho que ahora puedas jugar Pokémon GO en la Antártida a 20 grados bajo cero

Seguro que aún recuerdas el fenómeno que fue Pokémon GO hace ya ocho años. Los jugadores se reunían en las calles, había reuniones para salir a cazar Pokémon e incluso se produjeron imágenes alocadas con gente corriendo por en medio de la calle en busca del mejor «monstruo de bolsillo». Eso sí, si estabas en la Antártida no podías jugar. Sí, sé que una ínfima parte de los que habéis leído esta frase no pisará el continente antártico, pero si lo hacéis que sepáis que gracias a la historia de amor de un científico de 29 años por fin podréis jugar a Pokémon GO a menos 21 grados centígrados.

Ya hablamos de aquel jugador que estaba conectado a Steam en el hielo antártico rodeado de pingüinos emperadores, no osos polares que esos están en el polo opuesto. Incluso los compañeros de VidaExtra hablaron con él, un estudiante avanzado de ingeniería electrónica argentino que pasa sus ratos jugando con una temperatura media de -27ºC.

Pokémon GO también se disfruta a más de 20 grados bajo cero

Sin embargo, no todo es Counter-Strike 2 y es que a veces sienta bien salir al exterior y cazar Pokémon, y lo mejor de todo es la historia detrás de esta curiosa novedad. El científico Raimon Hennessy trabaja en la Estación de Investigación Davis, la instalación más al sur que tiene Australia en el continente, y para mantener el contacto con su pareja a miles de kilómetros de distancia quiso usar su obsesión durante años: Pokémon GO. Eso sí, el problema es si bien de vez en cuando podía capturar Pokémon, no podía enviarle postales digitales porque no había puntos de interés del juego en el lugar.

Imagen de Independent

Ante esto, ella recurrió a Reddit para contar esta curiosa «historia de amor helada«, algo que llegó a oídos de Niantic. La compañía japonesa no solo respondió sino que aceptó agregar la ubicación de la estación antártica a su juego. Hennessy, quien aún debe permanecer en la base hasta fin de año junto a otros 28 colegas, expresó su gratitud por la ayuda de Niantic, reconociendo que, aunque el tiempo libre es escaso en la Antártida, disfruta relajándose jugando cuando tiene la oportunidad.

«Disfruto salir a caminar y capturar paisajes con mi cámara», origen de esta curiosa historia. Lo mejor de todo es que no está solo. Entre los otros 28 científicos de la base está Pete Rizzo, australiano y médico en la base de 60 años también obsesionado con el juego de los nipones. ¡Me sorprendió aún más cuando descubrí que nuestro doctor, Rizzo, también había solicitado una Pokeparada!», recogen en Independent.

De hecho, el interés de Hennessy y Rizzo ha llegado a oídos del resto de la base y ahora las Poképaradas recién instaladas se han convertido en un punto de encuentro para los científicos, proporcionando una distracción bienvenida en su entorno de trabajo aislado. Aunque las condiciones climáticas y la conexión a internet limitada plantean desafíos, ya sabéis que si os dejáis caer por la Antártida tenéis diversión asegurada. Solo espero que no seáis friolentos.

En 3DJuegos | Guía completa Pokémon GO | Trucos, secretos, eventos, y misiones para hacerte con todos

En 3DJuegos | Lo petó en los noventa y ahora cumple 25 años, es hora de rememorar tu otro juego favorito de Pokémon


La noticia

Una historia de amor a 6.000 kilómetros de distancia ha hecho que ahora puedas jugar Pokémon GO en la Antártida a 20 grados bajo cero

fue publicada originalmente en

3DJuegos

por
Alberto Lloria

.

This user hasn not filled out his biographical info.

No comments

Deja un comentario