Los residuos electrónicos son un problema alarmante y nos dirigimos a un punto de no retorno por la incapacidad de reciclar a la altura de lo consumido

La ONU decretó hace escasos días la primera ley mundial que abogará por la prevención del uso de la inteligencia artificial. De esta forma, más de 120 países (entre los que se incluye España) mirarán por los derechos de los civiles y la protección de la información privada, los puestos de trabajo y otros aspectos similares. No obstante, la noticia de hoy no está centrada en la IA, sino en una previsión de la ONU de lo más preocupante relacionada con los residuos electrónicos.

Como recoge Techspot en una reciente publicación, en 2022 generamos 62 millones de toneladas métricas, lo suficiente como para llenar más de 1 millón y medio de camiones con una capacidad de 40 toneladas. Este aspecto, ya de por sí preocupante, lo es aún más si tenemos en cuenta que la previsión de la ONU señala que, en el año 2030, la cantidad de residuos electrónicos llegará hasta los 82 millones de toneladas métricas. Y, por desgracia, no tenemos la tecnología suficiente para poder reciclar al ritmo adecuado estos componentes.

Europa es el continente que más genera y el que más recicla

En los residuos electrónicos se incluyen dispositivos con enchufe o batería como los teléfonos inteligentes, los televisores o los ordenadores portátiles (no así los vehículos eléctricos). Según los datos de la ONU, de los 62 millones de toneladas métricas que se acumularon en el año 2022, solo un 22,3%, una cantidad equivalente a 13,8 millones, se llegó a reciclar adecuadamente. Y, por desgracia, los expertos de esta entidad consideran que en el año 2030 esa cifra caerá hasta el 20% por aspectos como los avances tecnológicos, las limitadas opciones de reparación, los ciclos de vida más cortos o las inadecuadas infraestructuras para la gestión de residuos electrónicos.

En la actualidad, Europa es el continente que más genera con 17,6 kg per cápita; no obstante, también es el que más recicla al realizar esta práctica al 42,8% de sus residuos, una cifra que le coloca por delante de otras regiones como América con su 30%, Asia con su 11,8% y África con su ínfimo 0,8%. Así, para Cosmas Luckyson Zavaza, experto en la materia, nos dirigimos a un reto mundial que necesitará la cooperación de multitud de entidades: “el desafío que plantean los residuos electrónicos no va a hacer más que crecer”. Y esto, sumado al coste económico (se estima que en el año 2030 superará los 40.000 millones de euros), plantea un escenario que debemos resolver.

En 3DJuegos | China le hace la cruz a Intel, AMD y Microsoft con una nueva medida que provocará un golpe gigantesco a la economía de Estados Unidos

En 3DJuegos | Todo apunta a un 2025 crítico para las tarjetas gráficas a raíz de la declaración de un gigante tecnológico aludiendo a la escasez

Imagen principal de Evan Demicoli (Unsplash)


La noticia

Los residuos electrónicos son un problema alarmante y nos dirigimos a un punto de no retorno por la incapacidad de reciclar a la altura de lo consumido

fue publicada originalmente en

3DJuegos

por
Abelardo González

.

This user hasn not filled out his biographical info.

No comments

Deja un comentario