La muerte de The Crew llega a las puertas del Parlamento británico. Una petición busca exigir por ley mantener vivos los juegos que pagan los consumidores

Aunque estamos hablando de un juego con diez años de vida a sus espaldas y dos secuelas, el cierre de The Crew ha dado mucho de qué hablar. No es solo porque muchos jugadores se sintieron decepcionados al saber que un juego comprado legalmente se les iría de las manos, sino que la retirada del mismo de nuestras bibliotecas ha llevado a muchos a exigir a Ubisoft, y en general a todas las compañías de la industria, una mayor conciencia hacia los compradores. Unas peticiones lanzadas al aire que, esta vez, han llegado a las puertas del Parlamento Británico.

Lo más curioso de todo es que aunque este tipo de cierres son más comunes de lo que creemos, ha sido gracias al MMO que se han encadenado varias reclamaciones y propuestas clamando por llamar la atención de los grandes editores. Lo que comenzó hace meses con el youtuber Accursed Farms dio lugar a la plataforma Stop Killing Games en Estados Unidos, abierta por el mismo creador de contenido en YouTube, y ahora con una propuesta para tratar este tema en las instancias superiores británicas.

Si bien es cierto que puede que no salga adelante, aunque se exigen 10.000 firmas para completar la primera fase de la propuesta y ya ha sobrepasado la mitad de ellas, el hecho de tratarse de una consulta avalada por el sistema del Parlamento Británico demuestra las preocupaciones crecientes sobre la preservación de los juegos online. Titulada «Exigir a los editores de videojuegos que mantengan en funcionamiento los juegos que han vendido», se pide al órgano legislativo del Reino Unido y de sus territorios de ultramar tratar en Cámara tomar en consideración la situación del consumidor en la industria del entretenimiento digital.

En el momento de escribir esta noticia, ha conseguido 30 nuevas firmas

El ruego argumenta que los editores deberían ser legalmente obligados a mantener los juegos en funcionamiento en un estado razonable incluso después de que finalice el soporte, sin requerir intervención adicional por parte del jugador. Este llamamiento a la acción se produce en un momento en que los juegos de servicio en vivo se vuelven cada vez más comunes, pero también aumentan las preocupaciones sobre la longevidad y la accesibilidad de estos mismos proyectos online.

Como hemos comentado, hay dos fases en esta petición oficial. Por un lado, si se alcanzan las 10.000 firmas (algo que parece que se conseguirá en unas semanas) el Gobierno responderá activamente a través de los medios de comunicación oficiales, lo que ya de por sí dará visibilidad a la reclamación. Por otro lado, en caso de reunir las 100.000 firmas, se llevará de forma obligatoria al Parlamento donde se debatirán futuras acciones entre todos los representantes. Tiene hasta el próximo 16 de octubre para completar cualquiera de las dos fases.

Los autores de Knockout City defienden los modos offline

Si bien no tuvo éxito como muchos otros juegos como servicio, los creadores de Knockout City salieron a la palestra para defender a los jugadores y pedir que, como ellos, muchos otros estudios habiliten modos offline para poder seguir jugando a los títulos por los que pagaron; y en última instancia para no dejar morir estos proyectos. Unas palabras que quizá pudieron caer en saco roto ante el limitado alcance de este EA Originals, pero que nos ha demostrado cuán necesarias son estas acciones por parte de los estudios de desarrollo.

En 3DJuegos | Los límites del acoso online, un quebradero de cabeza para las compañías de videojuegos

En 3DJuegos | «Está casada con la Democracia y su novio es la Libertad». No te ilusiones con la piloto de HellDivers 2, sus creadores dicen que no tiene tiempo de distracciones


La noticia

La muerte de The Crew llega a las puertas del Parlamento británico. Una petición busca exigir por ley mantener vivos los juegos que pagan los consumidores

fue publicada originalmente en

3DJuegos

por
Alberto Lloria

.

This user hasn not filled out his biographical info.

No comments

Deja un comentario