Nintendo Switch: la nueva consola de Nintendo

Nintendo Switch: la nueva consola doméstica y portátil
Los mandos se pueden llevar a la calle y seguir la partida fuera de casa

Para Nintendo, el futuro es híbrido. La centenaria marca japonesa, reticente a llegar al teléfono móvil, comienza a moverse. Nintendo Switch, presentada hoy, es su visión del videojuego del futuro. En su plan, los videojuegos irán con el jugador donde quiera que vaya, en el hogar o fuera del mismo.

Switch, consola hasta ahora conocida con el nombre clave de NX, propone conectar el sistema al televisor del hogar, como hasta ahora, pero permite también tomar los mandos desmontables, denominados Joy-Con. Al retirar la consola de su base, el sistema se convierte en portátil e incluye una pantalla de alta definición.

Nintendo no se olvida de una de sus claves de éxito más legendarias, el modo multijugador. Incluso en modo portátil, los mandos permiten que dos personas continúen la partida en el metro, un restaurante o cualquier lugar fuera del hogar.

Al retirar la consola de su base, el sistema se convierte en portátil e incluye una pantalla de alta definición

Durante la presentación de Satoru Shibata, presidente de la compañía, se mostraron más accesorios, y se aseguró que habrá una versión más avanzada del mando para los entusiastas de la acción. “Espero que estas primeras imágenes de Nintendo Switch hayan dado a los fans una idea de las posibilidades que se abrirán ante ellos cuando tengan libertad para jugar cuando, donde y como quieran”, remarcó Shibata.

Switch llegará al mercado en marzo de 2017, una fecha un tanto extraña: ni es Navidad, ni es final de curso, los dos grandes momentos de venta de videojuegos. Además, se saltan E3, en junio, la gran feria anual de la industria en Los Ángeles.

Se desconoce el precio, aunque los primeros rumores lo sitúan en un rango entre 200 y 300 dólares, similar al de su último gran éxito, Wii. Nintendo quiere que cada jugador tenga una y permitirá que se conecten entre sí para competir y tener una experiencia social más intensa.

Muchas incógnitas

La propuesta de Nintendo resulta sorprendente, pero deja muchas incógnitas en el aire. Forma parte de su manera de comunicar. A partir de ahora se activa la maquinaría para ir desvelando misterios. ¿Morirán las portátiles nativas? No hay que pasar por alto que ellos lanzaron la primera gran superventas, con Gameboy, y la regeneraron con Nintendo DS. Han mantenido esta línea con 3DS con cierto altibajos. Fue su manera de frenar y negar el impacto del móvil en los videojuegos. Protegieron a sus personajes icónicos tanto como pudieron. El impacto de Pokémon Go de Niantic, empresa en la que tienen un 30% de las acciones, les ha hecho ver que sí se pueden liberar algunas de sus legendarias criaturas sin perder la experiencia. La capacidad del mercado de móviles ya sí tiene potencia suficiente como para satisfacer a los usuarios. El siguiente paso será a través de Apple, una empresa también muy celosa de la experiencia del usuario y que difícilmente deja nada al azar. Super Mario Run será el primer juego ideado entre ambas empresas.

El lanzamiento de Switch certifica que la concesión de ciertas experiencias, todavía controladas de cerca en el móvil, no van a hacer que cambie su visión: un ecosistema donde los aparatos se crean a medida para sus títulos. A Nintendo, históricamente, se le ha acusado de poner poca potencia en sus aparatos, de ahorrar en hardware. Si se comparan punto por punto los componentes, es un reproche cierto. Si se piensa en cómo lo usan, no tiene sentido. Fueron los primeros en hacer consolas portátiles de doble pantalla con una de ellas táctil, por ejemplo. Fueron también los primeros en hacer que los jugadores se levantasen del sofá e hicieran un, muy modesto, ejercicio con Wii. Es decir, el uso del hardware está condicionado a la creación de una experiencia concreta.

Sin embargo, el último lanzamiento dejó también algunas reflexiones. Wii U ha sido un desastre comercial, el precio fue demasiado alto, la propuesta no resultó rompedora y, sobre todo, los desarrolladores de otras empresas los dejaron de lado. Durante esta primera presentación de Switch se subrayó que cuentan con el apoyo de más estudios.“Nuestros equipos en Nintendo y muchos otros desarrolladores se están empleando a fondo para crear experiencias únicas para el disfrute de los jugadores, y estamos deseando poder enseñaros más”. Entre los estudios que han apoyado la consola están Electronic Arts, los creadores de los FIFA, imprescindibles en cualquier colección, Capcom, Bandai, Epic, Sega, THQ, Square Enix, Sega y Ubisoft. Esta última fue, precisamente, la que más crítica se mostró con Wii U.

FUENTE

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: